“NO A LA EXPLOTACIÓN DE RECURSOS NATURALES, NO A LAS VIOLACIONES DE NUESTROS DERECHOS HUMANOS Y NO A LAS FUMIGACIONES EN NUESTRO TERRITORIO
(Colombia) (Autor:CONSEJO AUTÓNOMO DE CACIQUES BARÍ)

Miércoles 25 de octubre de 2006, por Prensa - Colectivo

El recorrido fue una reafirmación de la identidad cultural viva de nuestro pueblo, de nuestra autonomía, de nuestra voz por defender lo que es y siempre será nuestro; nuestro territorio. Guerreros y caciques portaron sus arcos y flechas, sus coronas de plumas, nuestros rostros pintados del color de la tierra y del petróleo, las mujeres llevaron sus faldas, canastos y collares. Mientras caminaban los miembros de nuestras comunidades tuvieron un solo grito: “Respeten nuestro territorio y nuestra cultura”.

El Pueblo indígena Bari liderado por nuestra máxima autoridad; El Consejo Autónomo de Caciques y la Asociación Comunidad Motilón Bari de Colombia - ASOCBARI, celebramos el 12 de octubre en Tibú la audiencia Publica “INCHIYI ITAN BAYT SATCHRIDRY”: “POR NUESTRO TERRITORIO NOS VAMOS A PRONUNCIAR”. Más de 800 indígenas Bari de todas las comunidades del Catatumbo Colombiano acudimos hasta el municipio de Tibú para exigirle al gobierno colombiano una explicación y solución por las violaciones a los derechos humanos que se nos están causando a causa de la ejecución del proyecto petrolero Pozo Álamo I en nuestro territorio ancestral - tradicional de Socbacayra y para solicitar el respeto de nuestros derechos como indígenas ante la amenaza de fumigaciones y proyectos de explotación de petróleo, carbón, de infraestructura vial y de transporte de gas sobre nuestro territorio.

Como nunca antes en nuestra larga historia en la mañana del 12 de octubre se realizó un recorrido por las principales calles de Tibú, donde en 1930 fueron destruidos varios bohíos por la explotación de petróleo. Tres placas conmemorativas fueron instaladas en el Comando de Policía municipal y la sede municipal de la Universidad Francisco de Paula Santander. Estaba previsto instalarse la tercera placa en las instalaciones de ECOPETROL, pero esta se negó a otorgar el permiso para hacerlo, por lo que tuvo que ser instalada en un lugar diferente a pocos metros, en un lugar conocido como “La Y”. Sin embargo la USO - Subdirectiva Tibú manifestó la solidaridad ante la violación de nuestros derechos por parte de la empresa: “Si la administración de Ecopetrol niega la presencia del pueblo Bari en su territorio; la USO los reconoce y los apoya”, dijo el Sindicato.

El recorrido fue una reafirmación de la identidad cultural viva de nuestro pueblo, de nuestra autonomía, de nuestra voz por defender lo que es y siempre será nuestro; nuestro territorio. Guerreros y caciques portaron sus arcos y flechas, sus coronas de plumas, nuestros rostros pintados del color de la tierra y del petróleo, las mujeres llevaron sus faldas, canastos y collares. Mientras caminaban los miembros de nuestras comunidades tuvieron un solo grito: “Respeten nuestro territorio y nuestra cultura”.

En la tarde la audiencia se celebró en el Colegio Domingo Sabio, sin la participación de la Dirección de Etnias del Ministerio del Interior ni del Grupo de Licencias, Permisos y Trámites del Ministerio de Ambiente, a pesar de haber sido invitados con más de 2 meses de anterioridad y habiendo confirmado su asistencia. A la audiencia asistieron 6 organizaciones internacionales entre ellas la Oficina del Alto Comisionado para los derechos humanos en Colombia - Suboficina Bucaramanga y ACNUR, delegados de cinco pueblos y organizaciones indígenas, mas de 20 organizaciones regionales y nacionales de derechos humanos y autoridades de protección de defensa de los derechos humanos.

En desarrollo de la audiencia delegados de nuestro pueblo expusieron una vez más las afectaciones a nuestra cultura, nuestra cosmovisión, espiritualidad y violación a los derechos humanos a causa de la certificación de no presencia de comunidades indígenas en Socbacayra; zona de ejecución del Pozo Álamo I y la expedición de la Licencia 0624 de mayo de 2005. Se realizó un recuento de los hechos e irregularidades, arbitrariedades e irrespetos contra nuestro pueblo. Planteamos unas preguntas para que fueran respondidas por las autoridades competentes en desarrollo de la audiencia; cosa que no sucedió en vista de su ausencia.

La ausencia de los funcionarios fue un acto de irrespeto a nuestra cultura, causo indignación entre nuestra máxima autoridad El Consejo Autónomo de Caciques y los miembros de las comunidades Bari; así como de las organizaciones indígenas, de derechos humanos, sociales y ambientalistas nacionales e internacionales que participaron de la audiencia, hasta el punto que suscribieron un documento pidiendo explicaciones y respeto por los derechos humanos del Pueblo Bari ante este acto irrespetuoso.

El Defensor del Pueblo Delegado para asuntos Étnicos; Gabriel Muyuy quien una vez mas manifestó su solidaridad con nuestra causa y el Procurador Judicial y Agrario de Norte de Santander quien se comprometió a realizar los tramites correspondientes para iniciar las investigaciones disciplinarias por los hechos denunciados en esa audiencia. Los altos mandos militares de la segunda división del Ejército Nacional y de la Policía Nacional que acudieron a la audiencia realizaron compromisos de realizar las investigaciones y sanciones correspondientes por los hechos denunciados y evitarlos en el futuro.

La Audiencia Publica fue todo un éxito porque fortaleció a nuestro pueblo en la unidad por la defensa del territorio y la cultura, porque visibilizamos aun más nuestra problemática y la situación de derechos humanos por la que estamos atravesando, porque nos mostramos fuertes frente a las organizaciones, frente a la comunidad de Tibú y las autoridades que acudieron a la audiencia. Como declaración final de la audiencia el Consejo Autónomo de Caciques Bari exigió al Gobierno Colombiano el respeto por nuestros derechos humanos al territorio, la participación, la autonomía y la identidad cultural, solicitó la suspensión de la licencia ambiental 0624 de 2005, el respeto de nuestros derechos humanos por parte de las Fuerzas Militares y reafirmó: “NO a la explotación de Recursos Naturales, NO a las violaciones de nuestros derechos humanos y NO a las fumigaciones en Nuestro Territorio”

ASOCBARI. Tibú, 13 de octubre de 2006.
Mas informes (097) 55663532 Tibú y (097) 6455528 B/ga

Afiliaciones

Afiliado a la Federación Internacional de Derechos Humanos
y la Organización Mundial contra la Tortura
Estatus Consultivo en la OEA

José Alvear Restrepo

Nace en Medellín el 1 de julio de 1913 en el seno de una familia de profundas convicciones religiosas y bajo los parámetros de la ideología del partido conservador. Realiza sus estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de Antioquia, donde se gradúa de Abogado con una brillante tesis titulada: "Conflictos del trabajo: la huelga"

Ed. Avianca: Calle 16 No. 6-66 Piso 25 - Bogotá DC - Horario de Atención: Martes a Viernes, 2 a 5 pm - PBX: (571) 7421313 - FAX: (571) 2824270 - Apartado Aéreo: 33035